Cómo se hacen los bebés

Muchas veces es difícil responder cuándo tu niño pregunta Mami ¿Cómo se hacen los bebés? Es por ello que a continuación te daremos algunos tips que te puede ayudar a llevar este tema con tranquilidad.

Sea incómodo para ti o no, en algún momento te tocará hablar de sexualidad y embarazo con tu pequeño y posiblemente llegue antes de lo que esperas.

Hay que resaltar que si recibes sin aviso una pregunta relacionada el tema, lo peor que puedes hacer es esquivarla. Puesto que sí, es un tema que podría considerarse delicado, pero exactamente por esa razón es necesario abordarlo, lo que verdaderamente hace la diferencia aquí es si lo haces de la forma correcta o no.

Ante esto, se debe destacar que según los expertos, si un niño pregunta por algo en concreto, es porque ya está preparado para recibir la respuesta. Por lo tanto debes manejarlo con claridad y bajo el estilo de crianza que le estar impartiendo.

Periodo fértil: Identifica cuándo tienes mayor oportunidad de quedar embarazada

Descubre cómo puedes abordar la pregunta mami ¿Cómo se hacen los bebés?

Lo primero que debes tener en cuenta cuando tu hijo te pregunta cómo se hacen los bebés es que tocar el tema con tu pequeño es obligatorio. Ósea, no debes evadir sus preguntas por más difícil que se te haga responderlas.

También debes tener en cuenta que no todos abordan la situación igual, puesto que los detalles y lenguaje de la explicación dependen mucho de la forma en la que crías a tu niño y la edad que tiene.

De hecho es totalmente necesario que quien aborde el tema de cómo se hacen los bebés sea uno de los padres. Debido a que puede ser un choque muy duro para el pequeño enterarse de otro niño o por las redes sociales.

Al abordar el tema debes entender que la sexualidad es parte importante de la naturaleza, por lo tanto, su enseñanza es un aspecto natural e importante en la educación del pequeño.

Es por ello que tienes que tener en cuenta que existen aspectos a la hora de responder esas dudas que si los sabes manejar de seguro te irá muy  bien.

Así es el leguaje que debes utilizar

Normalmente, los niños comienzan a tener interrogantes sobre el embarazo, nacimiento y bebés a partir de los 4 años.

Esto se da a pesar de que no hayan tenido ninguna experiencia sexual, porque perciben que los gestos de ternura en sus padres o cuidadores son positivas.

Es justo aquí donde el lenguaje juega un papel de importancia para resolver las dudas de tu hijo. En la actualidad, los expertos indican que no es recomendable contarles a los niños fábulas como el cuento de la cigüeña, porque a fin de cuentas es una mentira que resulta contraproducente.

Se entiende que se quiera preservar la inocencia o simplemente no se desee darle detalles por la complejidad del tema, no obstante, no por eso se debe recurrir a la mentira que a fin de cuentas mantendrá al niño en incertidumbre.

Esto nos permite entender que se deben dar respuestas reales adaptadas a su capacidad de compresión, y poco a poco se le ira añadiendo más información.

La edad determina el lenguaje que utilizarás

La edad sí importa en este tema, puesto que dependiendo de cuantos años tenga se deberá elegir el lenguaje que se debe utilizar. Mientras el niño sea más gran, más explícita puede ser la respuesta, el factor determinante acá es que se debe dejar claro que un bebé se crea por parte de un hombre y una mujer, de edad madura.

Es decir, es indispensable que el niño entienda que hacer y tener un bebé es algo que únicamente los adultos pueden hacer. Si deseas puedes agregar que debe haber una relación amorosa entre la pareja, por ende no se puede hacer con hermanos, tíos, abuelos, primos, entre otros.

A pesar de que no se recomienda utilizar la ficción, sí que se puede usar analogías, por ejemplo “papá tiene una semillita y mamá huevitos, cuando estos se juntan se empieza a formar un bebé en el vientre de mamá. Después de 9 meses mamá lo traerá el mundo a través de un parto”.

Algunas personas se sienten más cómodas explicando con apoyo de un libro o imágenes ilustradas, adecuadas para la edad del menor.

Otro dato importante, es que a partir de los 8 años se pueden utilizar libros en donde se vean dibujos de los órganos sexuales y de esta forma puede que entienda con mayor facilidad el proceso.

¿Cuándo hacer una prueba de embarazo para que sea seguro el resultado?

La curiosidad sexual

La curiosidad sexual en los niños de cualquier edad es completamente natural, simplemente varía según sea la edad. Puede generar en los pequeños risa, interés, vergüenza e incluso repudio.

Cuando tu hijo esté listo para hacer preguntas, tú debes estar preparada para contestarlas, es por ello que te diremos que debes contestar dependiendo de la edad:

  • 2 a 3 años, debes comenzar a enseñarlos los nombres de las partes del cuerpo, incluyendo las más privadas.
  • De 3 a 4 años las preguntas sexuales pueden ir surgiendo. En esta etapa se recomienda contar el cómo se hacen los niños con la analogía que te dimos anteriormente, sobre la semilla y el huevito, se recomienda que interactúe con embarazada, también es normal que se toquen los genitales, pero es importante que desde este momento le expliques que nadie más debe tocar sus partes privadas.
  • Entre 5 a 6 años, las preguntas suelen ser más específicas y frecuentes. Debes llamar las cosas por su nombre y libros acordes con su edad te pueden ser muy útiles.
  • 7 a 8 años, están más conscientes de su cuerpo y de las diferencias físicas entre una niña y un niño. Por lo tanto, se aconseja hablar de los genitales con absoluta claridad.
  • Los niños de 9 a 10 años tienen una idea sobre el sexo, ya sea gracias a los padres, colegio, internet o incluso los amigos. En este momento es importante recalcar temas valóricos en relación al sexo.

Tips para hablar con tu hijo sobre ¿Cómo se hacen los bebés?

A continuación te daremos algunos tips que te podrían ayudar a abordar la pregunta ¿Cómo se hacen los bebés? :

¿Cómo se debe iniciar con el tema?

Te aconsejamos aprovechar la cotidianidad para ir enseñándoles a tus hijos sobre temas relacionados al sexo. Por ejemplo, a la hora del baño puedes ir conversándole sobre las partes del cuerpo y el significado de las zonas privadas.

Si algún familiar o amiga está en estado de gestación o tiene un parto, es una ocasión perfecta para ir hablando del embarazo y nacimiento. Te recomendamos averiguar lo que tus hijos ya sabes de tema, y la mejor forma es dejándolos guiar la conversación.

La claridad

Los niños aún no están preparados para digerir ciertos temas de la concepción, gestación y nacimiento, por lo que debes explicarlo de forma simple abierta y sobre todo saludable.

Cuando vaya creciendo se deben ir agregando ciertos detalles. También te recomendamos responder explícitamente lo que tu hijo pregunte.

Siempre con la verdad por delante

Responde sus dudas con la mayor sinceridad posible. Si se les miente o se es poco claro, tarde o temprano descubrirá la verdad por factores externos a ti.

Tienes que tener muy claro que el cuento de la cigüeña los puede confundir así que si el tema se te hace muy difícil de manejar te recomendamos pedir ayuda de otro adulto que maneje la situación mejor.

Descubre cómo es el flujo de una mujer embarazada.

No te burles

Es indispensable que si pregunta algo gracioso no te rías, puesto que esto puede hacerlo avergonzarse. Tampoco te recomendamos tener una actitud muy rígida, además tendrás que prepararte para repetir las cosas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *