Cólico- del- lactante

El cólico del lactante es un síndrome conductual del que hasta el momento no se sabe su origen. Suele afectar a lactantes sanos y se identifica por un llanto inconsolable e irritable.

Este tipo de síndrome afecta a los pequeños durante los primeros cuatro meses de nacidos y suele ser una etapa bastante dura para los bebés y sus padres, puesto que se vive mucha angustia y desazón.

Según expertos, el cólico del lactante se define como episodios de llanto de inicio súbito, que genera rigidez de tronco y extremidades. También es importante mencionar que suele ocurrir en horas de la tarde o la noche, además de ello, el pequeño suele estar inconsolable.

Te recomendamos: Importancia de fomentar el apego seguro en tu bebé.

¿Por qué se genera el cólico del lactante?

El cólico del lactante se genera porque el sistema digestivo del pequeño no ha terminado de madurar, por lo que al trabajar se generan problemas.

En el momento que esto sucede, el bebé manifiesta el dolor a través de un llanto imparable, ya que sufre de retortijones, lo que a su vez genera ansiedad.

Los expertos indican que este síndrome suele aparecer a partir de los 15 días de nacido y remite a partir de los 40 día.

 Síntomas

Para identifican si el bebé padece de cólico del lactante, los profesionales se rigen por dos criterios, los cuales son, la regla de tres de Wessel y los criterios de Roma III.

La regla de tres de Wessel

Este criterio se enfoca únicamente en los síntomas del bebé, los cuales son:

Cuando un bebé padece de cólico del lactante llora al menos tres horas al día.

El malestar ocurre durante más de tres días a la semana.

Los síntomas persisten más de tres semanas en los tres o cuatro primeros meses del niño.

Los criterios de Roma IV

Este criterio se centra más en las sensaciones de los padres, específicamente en el estrés generado:

El llanto es prolongado y suele ser de tres a más horas al día.

Es muy difícil de calmar y a su vez parece no tener motivo alguno.

Conoce cuál es el tratamiento

Hasta el momento no existe un tratamiento específico para el síndrome del cólico del lactante, pero si existen una serie de recomendaciones que puedes seguir para aliviar el malestar de tu pequeño:

Lo primero que debes hacer es mantener la calma, de esta forma podrás atender con mayor facilidad a tu pequeño.

Posteriormente, debes comprobar como esta su pañal, con el objetivo de descartar que el motivo del llanto sea porque esta sucio. De igual forma, tienes que comprobar si el llanto no es por hambre, frío o calor.

También te recomendamos que no des de comer a tu bebé cuando ya tenga hambre porque succiona demasiado rápido, lo que a su vez produce gases. Trata de ofrecerle de comer antes de que este hambriento.

Debes asegurarte que coges a tu bebé correctamente, luego, debes colocarlo boca abajo con la cabeza apoyada en la parte que flexa el codo, de esta forma su barriguita quedará apoyada en tu antebrazo.

La osteopatía o la fisioterapia para el cólico del lactante suelen producir un gran alivio para el bebé.

Te puede interesar: Lactancia mixta en gemelos: descubre cómo enfrentarse a este desafío.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *