Leche de soya para bebés

La leche de soya para bebés proviene de los granos de soya y cuenta con componentes que aportan proteínas que son similares a la leche de vaca. Aunado a ello, la leche de soya aporta vitamina E, omega 3 o no poseen colesterol.

Este tipo de leche es consumida normalmente por bebés que sufren de intolerancia a la lactosa. Ante esto, hay que resaltar que existen otros tipos de leches vegetales como la de avena, almendras, arroz, avellana o incluso leche de vaca deslactosada.

Baberos de silicona: conoce cuáles son sus beneficios

¿La leche de soya para bebés es segura?

La leche de soya para bebés debe ser consumida exclusivamente si el pediatra la recomienda. Normalmente se recomienda en casos en donde el pequeño no puede ser amamantado, cuando se desarrolla alergia a la leche de vaca o cuando el bebé es intolerante a la lactosa.

Ante esto es importante mencionar que la leche de soya para bebés se produce a través de la proteína de la soya. Además de ello, cuenta con variedad de nutrientes que son bastante beneficiosos para el desarrollo del pequeño, como es el caso del omega 3 y 6, L-metioninas y ácidos grasos poliinsaturados.

No obstante, hay que añadir que la cantidad de nutrientes que ofrezca la leche de soya dependerá de la marca. Actualmente las más populares son la NAN Soya, Nutribén Soja, Similac Isomil 2, Enfamil soya y Nursoy Gold leche de soya.

También es importante mencionar que la leche de soya convencional cuenta con poco aporte de calcio y a su vez una cantidad más reducida de proteínas que la leche de vaca. Por lo tanto, se recomienda su consumo en niños mayores de los 2 años de edad y también debe ser utilizada bajo orientación de un pediatra.

Te recomendamos: Extractor de leche materna: Descubre que tan beneficioso es.

Ventajas y desventajas de la leche de soya para bebés

En los últimos tiempos la leche de soya para bebés ha pasado a convertirse en una bebida muy popular, a continuación te hablamos de sus ventajas y desventajas:

Ventajas                                                           

Te hablaremos de las ventajas de la leche de soya:

  • La leche de soya ha pasado a ser una alternativa para los pequeños que son intolerantes a la lactosa.
  • Cuenta con ácidos grasos omega 3, por lo que es beneficiosa para el cerebro, piel y corazón del pequeño.
  • No posee colesterol.

Desventajas

En la fase de crecimiento y desarrollo del bebé el consumo de la leche de soya puede generar algunos problemas y te los diremos a continuación:

  • Cuenta con menor contenido de calcio que la leche de vaca.
  • A su vez, el calcio es de difícil absorción por el intestino, esto se debe a que la leche de soya tiene fitatos, una sustancia que reduce la absorción del calcio.
  • No posee nutrientes de importancia, como es el caso de la vitamina A, D y B12. Por ende, se deben buscar fórmulas que las contengan y se fortifiquen con este tipo de nutrientes.
  • Existe un elevado riesgo de desarrollar alergia, puesto que la soya es un alimento alergénico.
  • La leche de soya contiene fitoestrógenos como son las isoflavonas, las cuales actúan como la hormona estrógeno en el organismo. Por lo tanto, podría generar algunos efectos negativos en el desarrollo sexual y de reproducción, así como en el desarrollo del comportamiento neurológico.
  • Posee niveles altos de contenido de aluminio, lo que podría ser un problema, puesto que algunos estudios aseguran que este mineral se asocia a un aumento de su deposición en los huesos y el sistema nervioso central, sobre todo en niños prematuros o con función renal comprometida.

Descubre si es normal que un bebé recién nacido duerma mucho.

¿Cuándo es indicado tomar esta leche?

Según la American Academy of Pediatrics, la leche de soya solo se puede consumir por bebés en los casos de los que te hablaremos a continuación:

  • Aquellos que padecen de Galactosemia congénita, una enfermedad en la que el pequeño no tiene la capacidad de digerir ningún producto que provenga de la leche de vaca.
  • También se utiliza cuando existe deficiencia primaria de lactasa, por lo que se produce intolerancia a la lactosa.
  • Cuando se presentan diarreas agudas relacionada directamente a la lactasa.
  • Si los padres del pequeño son veganos y no están dispuestos a alimentar a su pequeño con leche de vaca.
  • Bebés que son alérgicos a la proteína de la leche, pero no a la de soya.

Cosas para bebes recién nacidos que no pueden faltar.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *