Uno de los capítulos más importantes del «Sol», que no se ha tocado en su serie en Netflix, es la historia de amor con Aracely Arámbula.

Esta historia de amor, entre Luis Miguel y Aracely Arámbula comenzó en el 2005, y fue en Acapulco, según lo aseguran allegados a ambos.

Se conocieron en Acapulco en el Baby O´, una discoteca que visitaba con frecuencia el cantante cada que se encontraba en esta ciudad.

Las anécdotas cuentan que fue el cantante, quien le pidió a Aracely participar en uno de los videos musicales que estaba realizando.

La entonces actriz se negó a tomar parte en el proyecto, pero la negativa no afectó para nada el contacto que ambos mantenían.

Te puede interesar: La lujosa mansión en Acapulco que Luis Miguel tuvo que abandonar en su juventud

Una historia de amor como la del Titanic

La historia de amor entre Aracely Arámbula y Luis Miguel se oficializó, cuando unas fotos en Venecia de los coparon la atención en el mundo del espectáculo.

Las portadas de las revistas y los medios de la farándula, acapararon la noticia que resultó ser un boom total en ese momento.

Los rumores sobre el posible romance entre ambos se disiparon. La imagen de los dos caminando, por la romántica ciudad de Venecia, lo confirmó todo.

Apenas transcurrió un año de esa escena, ya Aracely y Luismi estaban anunciando que tendrían su primer hijo.

Fue así, como en el 2007 nació Miguel, el primogénito de la pareja.

Llegaron a posar dos veces para los medios, lo cual daba una imagen de unidad en la historia de amor que estaban construyendo.

La primera aparición la hicieron para presentar a Miguel, y la segunda pose, fue para anunciar que vendría su segundo hijo: Daniel.

Esta segunda aparición fue en 2008, y todo apuntaba a que «El Sol» había asentado, definitivamente, cabeza.

Se veían más unidos que nunca, y parecía ser que serían una hermosa familia.

Sin embargo, y sin mayores explicaciones, la pareja decidió separarse en 2009.

Aún así, Aracely Arámbula describió la historia de amor como «una historia tan hermosa, fue una historia de amor tan linda que ni se la podrían creer; sería una historia, así como la del Titanic».

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *