Cómo es el flujo de una mujer embarazada

Todas las mujeres en estado o no, tienen secreciones vaginales, las cuales comienzan un año antes de la pubertad y culminan posterior a la menopausia. Sin embargo muchas se preguntan cómo es el flujo de una mujer embarazada y a continuación te lo explicamos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que es normal que las mujeres embarazadas tengan mucho flujo vaginal, por lo que no hay nada de qué preocuparse.

El flujo varia en espesos, cantidad, frecuencia y consistencia en el desarrollo del embarazo. Inclusive se debe destacar que las secreciones abundantes son uno de los primeros síntomas que reflejan que están en la dulce espera.

Las secreciones, ayudan a que tu intimidad este limpia y a su vez libre de infecciones y el aumento del flujo suele ocurrir entre la primera y segunda semanas tras ocurrir la fecundación del ovulo. Inclusive, algunas mujeres tienen un aumento de secreciones antes de que no te venga la menstruación.

¿Cuándo hacer una prueba de embarazo para que sea seguro el resultado?

¿Cómo es el flujo de una mujer embarazada?

El flujo vaginal durante el embarazo es mayor que cuando no se está en estado. La secreción del cuello uterino tiende a iniciar desde la primera a segunda semana de quedar embarazada. Suele ser más abundante a medida que los meses van pasado y su pico llega justo en la última fase del embarazo.

Ante esto, es importante señalar que el flujo vaginal aumenta en una mujer embarazada porque el organismo produce más estrógeno, por ende, el riego sanguíneo en la zona íntima es mayor.

De igual forma, los cambios que se producen en el cuello uterino durante el periodo de gestación también suelen afectar el flujo vaginal. Esto se debe a que el cuerpo de una mujer embarazada segrega más líquido con la intención de ayudar a evitar infecciones cuando el cuello uterino y las paredes de la vagina se ablanden.

Además, cuando se está en las últimas fases del embarazo el bebé puede presionar el cuello uterino, por lo que el flujo aumenta aún más.

El flujo vaginal contiene líquido propio de la zona íntima y del cuello uterino, bacterias que se encuentran presentes en la zona y células viejas.

¿Si tengo flujo abundante estoy embarazada?

El aumento del flujo vaginal es uno de los primeros síntomas que señala que estás embarazada. Sin embargo, no es la prueba fidedigna que te encuentras esperando un bebé.

Cómo es el flujo de una mujer embarazada

¿Cómo es el flujo de una mujer embarazada? Conoce los tipos de flujo en el embarazo

El flujo de una mujer embarazada suele ser mayor que el de una mujer que no lo estás y a medida que el embarazo va avanzando este va aumentando. A continuación te diremos cuáles son los tipos de flujo vaginal durante el periodo de gestación:

Secreción mucosa

Cuando se está embarazada, la sangre que se dirige al cuello uterino tiene un aumento. Esto a su vez, genera mayor secreción del cuello uterino, lo que resulta en un aumento del flujo.

Por lo tanto, si observas que de repente tu flujo aumenta al estar embarazada, no tienes de que preocuparte, ya que es común y no genera riesgo alguno.

Periodo fértil: Identifica cuándo tienes mayor oportunidad de quedar embarazada

Hay que destacar que en el periodo de gestación, el flujo puede ser blanco o casi transparente, mucoso y con un leve olor.

Si tienes flujo vaginal con olor fuerte durante el embarazo, desagradable y de color inusual debes visitar al médico.

Flujo hemático

El flujo hemático es un tapón mucoso que cumple con la función de cerrar la abertura del cuello uterino y durante el embarazo sirve para prevenir infecciones.

Este tapón normalmente se expulsa casi siempre durante la última fase del periodo de gestación, es decir, cuando ya estás cerca de dar a luz. El flujo hemático se forma aproximadamente en la séptima semana de embarazo.

Se describe como flujo mucoso denso que en ocasiones tiene sangre y suele tener una consistencia fibrosa y pegajosa. Te recomendamos visitar al médico si expulsas este tapón para que calcule cuánto tiempo te falta para dar a luz.

Líquido amniótico

Este es el líquido que cubre a tu feto en el útero, tiene la función de ayudar a la correcta formación del bebé.

Cuando presentas una fuga de líquido amniótico te puede parecer que líquido caliente sale por tu vagina, a borbotones o como un goteo constante. Este tipo de secreción no suele tener olor, es clara y puede tener sangre o mucosa.

Mamá ya sabes ¿A los cuantos meses se sienta un bebé?

Es importante tener en cuenta que la fuga de este líquido puede ser peligrosa para ti y el bebé, en cualquier etapa del embarazo por lo que se recomienda ir al médico de inmediato.

De igual forma, tienes que tener en cuenta que si el líquido es marrón amarillento o con tintes verdes puede indicar que el bebé defecó en el útero, lo que suele provocar complicaciones respiratorias en el parto.

Secreción de candidiasis vaginal

Los cambios hormonales que se presentan durante el embarazo pueden afectar el pH de tu parte íntima, lo que a su vez aumente la posibilidad de padecer infecciones como la candidiasis.

Las mujeres embarazadas suelen padecer esta infección sobre todo en el segundo trimestre. Esta infección puede provocar secreciones densas, blanquecinas y tienen el aspecto del queso crema.

Entro otros síntomas de la candidiasis esta la picazón dentro y alrededor de la zona intima, enrojecimiento y molestia alrededor de la vagina. Además, la afectada presenta sensación de pinchazos a la hora de ir al baño y dolor al mantener relaciones sexuales.

Es necesario asistir a un especialista si presentas algunos de estos síntomas.

Manchado

El manchado es el rastro de sangre rojizo que se presenta durante el embarazo, es mucho más suave que el del tu menstruación.

Ante esto, hay que destacar que el 20% de las mujeres gestantes  presentan manchado durante el primer trimestre y esto se debe a la implantación del embrión, aborto espontáneo, embarazo ectópico y otras causas desconocidas.

Mientras que durante el segundo trimestre este manchado se da debido a la irritación del cuello uterino tras realizarse exámenes, mantener relaciones sexuales o por pólipo cervical. En el tercer trimestre también puede ser por irritación del cuello tras un examen, mantener relaciones sexuales o cuando se expulsa el tapón mucoso.

Si hay manchado durante el embarazo se recomienda ir al médico

Descubre si es grave el hipotiroidismo en el embarazo.

Higiene vaginal durante el embarazo

El aumento de flujo vaginal está dentro de los cambios del embarazo, es por ello que te daremos algunos consejos para mantener tu higiene íntima controlada:

  • Debes mantener limpia tu vulva y el perineo.
  • Se recomienda lavar los genitales con agua y jabón suave sin perfume o con toallitas sin olor. Te sugerimos hacerlo con cuidado sin frotar.
  • No es recomendable utilizar desodorante vaginal, baños de espuma ni toallitas perfumadas.
  • Evita el lavado vaginal, puesto que esto irrita el recubrimiento de la vagina y además  afecta el equilibrio de las bacterias vaginales  lo que puede generar infecciones.
  • Se recomienda utilizar ropa interior cómoda, preferiblemente de algodón.
  • Utiliza ropa ancha que permita la circulación del aire.
  • Debes sacar siempre tu zona genital tras darte un baño, hacer ejercicio o acabar de nadar.
  • No se recomienda utilizar tampones durante el embarazo, puesto que esto puede introducir gérmenes en tu vagina.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *