La disminución en el número de postulaciones para las elecciones en noviembre, indica que este año no es para las mujeres en la política estadounidense.

Un estudio de FiveThirtyEight, con la ayuda de los politólogos Bernard Fraga y Hunter Rendleman, confirma esta premisa para 2022.

Los datos indican, que en las últimas elecciones intermedias, las demócratas ganaron una cantidad histórica de contiendas por el Congreso.

Luego el turno tocó a las republicanas, quienes consiguieron ocupar un número significativo de escaños.

No obstante, el análisis de FiveThirtyEight revela, que la proporción de mujeres postuladas para un cargo este noviembre, es más baja que en 2020.

Ambos partidos desecharon, de alguna manera, varias oportunidades para sumar mujeres a sus campañas de cara a las elecciones intermedia.

Aun así, son los demócratas los que, aparentemente, han brindado más oportunidades a las mujeres este año, que los republicanos.

Probablemente, las divisiones en la infraestructura del Partido Republicano para elegir mujeres, pudo incidir en este aspecto.

Pero, el panorama general, permite ver que las mujeres en la política estadounidense no tienen otro momento, como en años anteriores, en 2022.

Te puede interesar: Estas son las mujeres más poderosas para 2022 según Fortune

Chances para las mujeres en la política estadounidense disminuyeron en 2022

En general, las mujeres siguen estando subrepresentadas en la política, tal como lo revela el informe.

Solo el 27% de los candidatos que se postularon en las primarias para el Senado, la Cámara o el gobernador en este ciclo fueron mujeres.

Este dato contrasta, con el hecho de que las mujeres representan el 51% de la población en edad de votar en los EE.UU.

Esta disparidad tiene varias explicaciones.

Una es que, por ejemplo, el grupo de candidatos potenciales para los demócratas es más grande, ya que son las mujeres demócratas quienes ocupan los caminos hacia los cargos políticos.

Otra razón, es que al parecer, más mujeres se identifican como demócratas.

Este año, los porcentajes, según el estudio, fueron estos: entre los demócratas el 43% de los candidatos son mujeres, y en los republicanos el 20%.

Sin embargo, a pesar de que el número de mujeres es menor al de 2020, este año tuvieron un desempeño mayor en las primarias de ambos partidos.

Aunque no es un año para las mujeres en la política estadounidense, en estados como Arkansas, Colorado y Georgia, es seguro que una mujer sea la gobernadora.

Otros datos del análisis, revelan que los republicanos acertaron nominando igual número tanto de mujeres latinas como de hombres latinos.

Mientras, los demócratas postularon más mujeres negras a los cargos, que hombres negros.

Finalmente, en cuanto a los candidatos, en los demócratas, las mujeres fueron el 57% de los nominados en 2020. Este año alcanzan solo el 35%.

En los republicanos también disminuyeron un punto: en 2020 representaron el 24% de los candidatos, y en 2022 son el 23%.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *